TRAVESÍA SANT ROC DENIA 2018




El mes acuático que me he montado en julio queda completado con la travesía de ayer, la Sant Roc de Denia que se organizaba en la Platja del Molins de esta localidad. Por distancia, 1500m (hay también 5000), y tiempo de viaje desde Alicante, a 90km, no sería una competición a la que iría solo, pero tuve la suerte de contar con acompañantes a los que, como a mí, no les importaba un madrugón (6:00AM en pie) ni una hora de viaje para nadar media hora escasa si hacíamos el camino en grupo.

A las 7:00AM salía hacia Denia con Laura y Jaime, de Aquatic, y mi gran amigo Ramón, que volvía a la natación después de mucho tiempo dedicado a la carrera.
Cuando todo el grupo comparte tu pasión por el deporte y hay tan buena gente reunida es fácil que el viaje se haga corto. Así, sin darnos cuenta, pareció que la hora de camino fuera un paseo de 15 minutos y llegamos a Denia sin sufrir demasiado por el madrugón ni el trayecto de 90km en coche.

La playa en la que competíamos tenía su encanto. Alejada del centro urbano, no demasiado urbanizada, montaña y vegetación cerca... Lástima que el mar, aunque llegamos a las 8:00, ya se veía algo movido y con una corriente que iba casi en paralelo a la costa en dirección a Jávea.

Mis tres acompañantes, lo mejor de la jornada

Recogimos el gorro, el chip y la habitual bolsa de Aneto con camiseta, un obsequio de Ale-Hop  y el brick de caldo y echamos un vistazo a la lista de participantes. Algo más de 100 nadadores, 13 más o menos en nuestras categorías, algo que en realidad solo le importaba a Jaime, habituado al pódium, pendiente de ver a sus rivales directos. Por nuestra parte, al resto del grupo nos bastaba con no alejarnos demasiado de la media al terminar la competición.

Al calentar descubrimos el principal inconveniente de la travesía. La entrada a la playa, dentro del agua, estaba llena de cantos rodados al principio y rocas después, siendo imposible nadar o caminar sin peligro los primeros 20m. Una vez en la arena, el mar, aunque algo movido, como os comentaba, estaba muy limpio y la visibilidad debajo del agua era casi perfecta.

Después de dar unas cuantas brazadas salimos del agua para atender a las explicaciones de la organización respecto al recorrido. La salida se daría dentro del agua, después de la zona "peligrosa" de rocas y piedras, y nadaríamos en perpendicular a la costa hasta la primera boya. Después seguiríamos un camino de boyas que dibujaban un rectángulo que parecía bastante bien definido y visible, al menos desde la arena.



La salida se dio sin mucho retraso y al estar dentro del agua se pudo nadar desde el primer segundo.
Me propuse llevar un ritmo ligeramente superior a los 2'/100m desde el principio y no quedar lejos de la media en mi categoría así que desde el comienzo estuve metido en el centro del pelotón. No hubo problema de choques ni golpes en todo el camino hacia la primera boya y después del giro para iniciar el primer largo del rectángulo ya nadaba muy cómodo. La corriente, creo, iba a favor en este tramo y me sentí bastante rápido. Me despisté acercándome al primer giro y me desvié, pero corregí a tiempo y creo que no regalé muchos metros. Después, con el oleaje de cara, el ritmo bajó.
Tenía la sensación de que nadaba rápido, de todos modos, así que no quise mirar el reloj. Pensé que en el giro que iniciaba el segundo largo del rectángulo empezaría a nadar mejor pero cuando llegué, el ligero oleaje y la corriente hicieron el camino algo más duro de lo esperado.
Me esforzaba en dar brazadas fuertes, en arrastrar todo lo que pudiera. Sentía el pulso acelerado, pero me decía que para 1500m no iba a reservar fuerzas.
La boya roja que indicaba el giro final y el inicio del tramo recto hacia la playa parecía no llegar nunca. Empecé a cansarme cuando casi la tenía al lado, pero no quise aflojar. El tramo final lo haría al máximo, me dije.

Una vez perpendicular a la costa intenté subir el ritmo, pero no pude acelerar tanto como habría querido. Por un momento, aunque seguía las boyas siempre (creo que el recorrido estaba muy bien señalizado y era perfectamente visible en todo momento) me pareció que no iba camino al arco de meta en la playa. Levanté un momento la cabeza, conseguí tomar de nuevo una referencia buena en la costa y ya no levanté la vista hasta que fue imposible dar más brazadas sin chocar con las rocas del fondo.

Retrasé al máximo el momento de ponerme en pie, intentando evitar caminar mucho por la zona de rocas y piedras, y cuando ya fue imposible nadar más me levanté y caminé con cuidado hasta llegar a la orilla, cerca de un grupo de mujeres que luego vi que peleaban por los dos primeros puestos de su categoría.

Eché un vistazo al Garmin y el tiempo que registraba me desanimó un poco. Al menos la distancia la había clavado, sin mucho desvío, completando 1550m, pensé.
Cruzando la meta la sensación fue similar. Paraba el reloj en 31:04, cuando mi objetivo (creo que realista, sinceramente) era 28-29 minutos como mucho. ¿Tanto había condicionado la travesía el tramo a contracorriente y el ligero oleaje en diagonal?


Creo que aquí miraba el reloj de meta al terminar, pensando..."¿en serio?"

Jaime había llegado mucho antes, como era de esperar, y también notaba que había tardado algo más de lo esperado. Laura entraba pocos minutos después que yo y también hablaba de desvíos y dificultad para mantener el trazado correcto de la travesía. Ramón completaba con éxito su primera travesía del año poco después, algo decepcionado con su posición en la tabla, aunque creo que el nivel de la prueba y las condiciones del mar jugaban en contra (lo hiciste muy bien, nada de desanimarse que en Campello se va a dar de miedo, ya verás)

Viendo las clasificaciones pude ver que había mucho nivel en los participantes. Jaime, que una travesía de estas características en cualquier otro sitio no tendría problema en acabar entre los 15 primeros y subir al podio de su categoría, entraba el 24 y quedaba 7ª senior. Con esta referencia, mi puesto 65 entre 101 nadadores, 7º de 14 en mi categoría era para estar satisfecho. Parecía que, efectivamente, el mar no ayudaba a nadar cómodamente y que, además, las primeras posiciones estaban ocupadas por jóvenes de un altísimo nivel, algo que no había visto hacía tiempo en travesías con participación tan reducida.




La mañana había merecido la pena, de todos modos. La travesía invitaba a repetir el año que viene, quién sabe si al 5000, y el viaje con mis tres acompañantes había sido todo un gustazo. Días así te dan la vida y permiten desconectar de semanas de trabajo pesadas y despejar cuerpo y mente. Que duren.





Me daba algo de rabia, lo admito, seguir viendo un ritmo medio más lento de 2'/100m, pero imagino que hay que adaptarse a las condiciones de cada travesía y que, en un mar algo más favorable, la marca prevista, 28-29 minutos, nadar a 1:50 aprox. cada 100m durante 1500-200m, es algo que podría conseguir.

Confío en que vaya mejor en la próxima competición, la que seguramente va a ser la última hasta septiembre. El día 5 estaré en el Aquatrail del Cabo de las Huertas. Una prueba al lado de casa que combina 1000 metros de natación con una carrera  de casi 5km a continuación, con tramos algo técnicos y alguna que otra cuesta interesante. El km a nado espero hacerlo rápido y, en la carrera... que sea lo que tenga que ser. No soy especialmente bueno corriendo cuando el terreno se complica un poco y soy bastante miedoso al pasar por zonas mínimamente difíciles o técnicas así que la marca en la parte de carrera no creo que vaya a ser especialmente buena.

Después de esta prueba creo que toca descansar de competiciones hasta septiembre. Seguramente la siguiente será ya a finales de ese mes, el 23, en la travesía del Peñón de Ifach de Calpe, unos 3200m creo, seguida de mi vuelta a la carrera en mi querida Rojales la semana siguiente. Unas seis semanas sin competir, que vendrán bien después de las 6 seguidas que acumulo ya con travesías y carreras además de todo lo que he dejado atrás ya esta temporada.

Como siempre, os cuento cómo va todo en la siguiente entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Saludos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

II MEDIO MARATÓN DAMA DE GUARDAMAR

10KM PILAR DE LA HORADADA

10 KM VILLA DE ALMORADÍ 2018