Entradas

DESTACADO

BAJADA HONDÓN-ASPE 2022

Imagen
En este verano de recuperación de carreras clásicas estivales, donde he vuelto a algunas como la subida al Santuario de Novelda y he conocido otras como la subida a Orito , ha regresado también al calendario de carreras la bajada Hondón - Aspe, una carrera que descubrí en el 2013  y a la que volví en 2015  y 2019 . Una competición de 11km en descenso casi constante desde Hondón de Las Nieves hasta Aspe, coincidiendo con las fiestas de las dos localidades, a la que no dudé en inscribirme cuando Dimas, corredor local insigne, me recordó en la subida de Novelda que volvía a organizarse. Si a las ganas por volver a esta carrera añadíamos, además, que me acompañaría en el viaje mi amigo Rafa, la tarde prometía ser entretenida. Llegó el jueves 11 de agosto, día extraño para esta prueba que, tradicionalmente, se organizaba siempre un viernes y en pleno inicio de ola de calor me reuní con Rafa en un parking de Aspe cercano a la meta, donde dejamos uno de nuestros coches y, en el otro, subimos

SUBIDA SANTUARIO NOVELDA 2022

Imagen
Un año más, y después del parón desde el 2019 por el maldito virus, aparecía en el calendario veraniego de carreras la clásica subida al santuario de Novelda. Diría que, después de la San Silvestre Crevillentina, con 10 ediciones seguidas en mis piernas, esta carrera y tal vez los 10k de Rojales es en la que más he participado desde que me puse un dorsal por primera vez, allá por noviembre de 2009 en la media de Elda. Un circuito duro, por perfil y clima, con 12km de los cuales los primeros cinco y medio son en constante subida, más o menos llevadera hasta el 4.5, donde la subida se endurece y en un km sube 70-80m hasta el santuario. Desde ahí, podría pensarse que el resto de la carrera es cómodo, de bajada, pero se desciende muy rápido en apenas mil metros y la vuelta a Novelda no es tan cuesta abajo como parece y puede atragantarse a partir del km 7 u 8 si hemos subido demasiado rápido. No es que me notara especialmente motivado ni en forma, pero una carrera cuesta arriba, como la pa

CROSS SUBIDA A ORITO 2022

Imagen
  Poco después de mis primeras participaciones con dorsal en carreras populares, allá por el 2009-2010, apareció en el calendario el Cross Subida a Orito. Tomé nota mental en su día para participar en alguna edición, pero siempre hubo alguna carrera o competición a nado por el camino que impidió acercarme a Monforte a conocer la que acabó convirtiéndose en una clásica del verano alicantino. Este año, con todo hecho ya esta temporada (o NO hecho, viendo el fiasco confridino ) , iba a dejar las carreras populares de asfalto y de montaña para después del verano, pero la posibilidad de coincidir en Orito con Rafa y Ramón (finalmente no pudieron acudir ninguno de los dos) y las ganas de pisar de nuevo el asfalto compitiendo después de casi un año hicieron que me animara a inscribirme a la subida. No competía un 10k desde... a saber, y competiciones de asfalto ni me acuerdo, tal vez desde septiembre de 2021 en la Font Roja . Además, no me sentía nada en forma desde mi fallido intento maraton

XOSSES CREVILLENT 2022

Imagen
Después del fiasco de Confrides  tocaba descansar un poco, asumir la deportivamente la derrota, hacer autocrítica lo más constructivamente posible y mirar hacia delante sin machacarse mucho por la retirada en el maratón. Estuve a punto de dejar pasar más tiempo entre mi primer abandono en carrera y la siguiente prueba con dorsal, pero al final decidí que lo mejor para pasar página era volver a otra carrera y elegir nuevos objetivos, para no caer en la desmotivación. En cuanto a los objetivos, ya está claro cuál será el siguiente. Locura, inconsciencia, temeridad... quién sabe. Me he inscrito a los 46km de Costa Blanca Trails del próximo mes de noviembre, intentando que sea mi revancha de Confrides. Sin calor, acompañado esta vez de mi amigo Rafa, espero que a la segunda vaya la vencida y pueda al fin con una prueba de este tipo. Sobre la vuelta a la carrera, la cercanía en el calendario de la décima edición de Xosses de Crevillent y que fuera su décima edición la convirtió en la carrer