CROSS URBANO GUARDAMAR 2021


Tengo que irme al 2014, en plena preparación del maratón sevillano del 2015, para recordar mi último paso por el Cross de Guardamar en el que volví a participar el pasado 6 de diciembre. También estuve por allí en el 2010 y mi recuerdo de esta carrera siempre ha sido muy bueno. Aprovechando el día festivo y que podría coincidir de nuevo con mi gran amigo Ramón, este año tocaba repetir y comprobar si el aparente buen estado de forma que mantengo hace unas semanas permitiría rodar a un ritmo, a mi nivel, rápido.

Llegada con mucha anticipación a Guardamar, para aparcar con facilidad y poder ponerme al día con Ramón después de tanto tiempo sin hablar en persona, recogida rápida sin esperas de dorsal y bolsa del corredor y pateo de vuelta al coche, coincidiendo una vez más con el compañero de CorreXCrevillent de Ramón, César, usando la caminata hasta nuestro coche y el del amigo crevillentino para reactivar las piernas un poco.



De vuelta a la zona de salida parece que todo sigue como lo dejé hace 7 años. Mucha gente, calles con iluminación navideña y ambientazo deportivo después de haberse disputado antes de nuestra prueba las carreras infantiles. Apetece, y mucho, echar a correr. Al ambientillo festivo-deportivo de la Plaza de la Constitución hay que añadirle, para terminar de venirme arriba, mi recuerdo del medio maratón de Guardamar, que ha visto mi mejor tiempo hasta hoy en esta distancia, en 2018. Además, el tiempo acompaña, no hace frío y el viento no sopla fuerte como durante la mañana pasada ¡Corramos pues!

Nos cruzamos con Miguel Portugués y me comenta que si voy a tratar de correr a 4:20-25/km, se queda conmigo. Lo agradezco, ya que ese es el plan, mejorar los 33 minutos del 2014. Correr acompañado y sufrir/disfrutar en compañía hace más llevadera la carrera siempre. Ramón decide salir algo atrasado, aunque creo (luego lo confirmé) que está más fuerte de lo que piensa.


Por mi parte, me adelanto en el pelotón de salida todo lo que puedo. Recuerdo de las pasadas ediciones un pequeño cuello de botella en el primer km y he decidido jugármela, salir a darlo todo. Para bien o para mal, no quiero perder tiempo en fartleks inesperados en los primeros metros que me desgasten innecesariamente.

Arrancamos puntuales después de un momento de recuerdo para el tristemente desaparecido ya Alberto Costilla "El Sombrilla" y, aunque somos muchos corredores, tengo la impresión de que en años anteriores tomábamos la salida muchos más participantes. Me sitúo al margen derecho, donde parece más fácil adelantar, y a por todas.


Pierdo de vista a Mike Portugués, buscando mi sitio en la carrera y acelerando, tal vez, más de lo debido, aprovechando los primeros 500m en ligero descenso. Giro de 90º a izquierda con una subida de unos 100m y con otro giro a izquierda encaramos un tramo de circuito largo que permite que el grupo se estire y corramos al fin con comodidad.

La larga recta que forman las calles San Emigdio y San Pedro tiene unos 800m en ligera subida seguidos de unos 400-500 de bajada igual de suave que recorro sin tener en cuenta para nada el perfil, acelerando, dejándome llevar por la emoción de la salida. 



Paso el primer km en 4:18 y me digo que puedo arañar tiempo a los 33 y pico minutos de hace siete años, aprovechando un tramo de bajada que empezamos al girar a la izquierda por la avenida del Mediterráneo y que tenemos unos 500m de clara bajada, hasta girar de nuevo a la izquierda a la altura del Parque Reina Sofía por la Calle Cartagena, en dirección a esta conocida zona verde de Guardamar.


Llegamos al parque, con mucha animación, música en vivo a la derecha y, aunque empezamos a recuperar altura muy poco a poco el ritmo sigue rápido. Menos de 4:10 para el segundo km. Algo me dice que me estoy excediendo en el ritmo. Las sensaciones en las piernas y la respiración me hacen pensar que aguantar ese ritmo hasta el final de los 7.3 km de la prueba va a ser difícil, pero estoy fresco todavía y vengo muy motivado por lo bien que ha ido mi última carrera. Hemos venido a jugar. Juguemos.

Powered by Wikiloc

Dejamos el parque con un giro a izquierda corto y en subida que me frena un poco, pero rápidamente nos ponemos en paralelo a la calle de salida en sentido contrario y el perfil da descanso otros 500m más, hasta que cerca del km 3 encontramos a la derecha una rampa que, esta vez sí, frena de verdad, y nos mete en la larga recta de la avenida del País Valenciano, cuyos primeros 300m todavía son en suave subida y empiezan a hacerme perder velocidad.

Paso el 3000 a 4:35 y en el tramo de bajada casi imperceptible desde País Valenciano hasta la salida/meta, directo a completar la primera vuelta y repetir circuito otra vez encarando la calle Mayor, noto que no lo llevo nada bien. He ido demasiado rápido, es un hecho. Toca apretar los dientes y esperar no hacer tan mal la segunda vuelta que me salga un crono peor que el del 2014.



Me animo al pasar la plaza de la Constitución entre tanta gente y tantos ánimos, con las calles iluminadas y la música de la meta, pero me siento cansado y en el giro hacia la recta de San Emigdio y San Pedro me freno mucho más de lo que esperaba y el reloj marca el km 4 en 4:30.

Confío en aguantar como pueda lo que queda de suave subida y ganar tiempo en la segunda bajada por la avenida del Mediterráneo, pero el ritmo medio sigue manteniéndose cerca de 4:30 o bajando.

Sufro muchísimo en mi segundo paso por el parque. No me ayudan ya ni la animación de la zona, ni la música, ni mi recuerdo de lo bien que iba en ese tramo en el km 18 de la media del 2018. Lo llevo muy mal y no veo mejora posible.


Pierdo posiciones, me adelantan con frecuencia y sigo frenándome en la corta subida desde el parque a la calle paralela en sentido contrario y más todavía en la que vuelve a dejarnos en País Valenciano. Se me hace larguísima y empinada y voy con el corazón y los pulmones en la boca.

He visto pasar el km 6 más lento que 4:40/km, pero todavía guardo algo de fuerzas para subir a 4:20, casi infartado, para apretar en la recta final. No me cuadra lo que marca Garmin cuando estoy cerca de la meta, ya que sé que el circuito son 7.300 y todavía no ha pitado el 7000. Después comprobaría que el reloj ha recortado muchísimo en todos y cada uno de los giros, manzanas completas a veces.

Me concentro y me vacío en los últimos 400m. Con el crono oficial a la vista, parece que sí bajo el tiempo del 2014 holgadamente. Un último esfuerzo y el reloj oficial se para en 31:20, 31:12 real. Mejorar dos minutos en algo más de 7km respecto al 2014 me hace muy feliz. El teléfono sí ha medido bien la distancia, así que el ritmo medio al final se queda en unos sorprendentes 4:19-4:20/km y me permite acabar en la posición 163 de 693 en la gral. 23 de 69 en mi categoría y 153 de 459 hombres.




En la recogida del avituallamiento final se nota que somos muchos menos que las pasadas ediciones que corrí. También, aunque sin ser algo decisivo para elegir correr allí, se nota el cambio de organización. El cariño y generosidad del Club de Guardamar en el pasado se echa de menos, con un avituallamiento final algo más escaso al igual que la cantidad y calidad de lo ofrecido en la bolsa del corredor. A pesar de todo, sigue siendo una gran carrera y cita obligada para cualquier popular.



Contento con el resultado, solo queda pensar en las siguientes citas y que no decaiga la motivación, que está por las nubes ahora mismo. Llegan la ya pasada (crónica en el horno) Xosses de Crevillent, la nocturna de Orihuela en Navidad y la S.S.Monovera al día siguiente y el fin de año en la S.S.Vallecana. 

Nos leemos en breve en la crónica de el gran trail crevillentino que he corrido hoy.

Cuidaos.

Comentarios

  1. Como mola leerte, con esas agonías finales que todos hemos vivido.
    Suerte en tu periplo montañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gal. ¿Compartiremos todavía en el 2021 alguna más, como la carrera de Monóvar? ¡qué alegría juntarnos siempre joerrrrr! :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

33 MARATÓN DIVINA PASTORA VALENCIA

XXX VOLTA A LA FOIA - IBI 2015

MARATÓN DE SEVILLA 2015