20K TRES TOSSALS - GATA DE GORGOS 2023

Mañana fría, la que nos encontramos el pasado día 26 en Gata de Gorgos para correr la 4ª etapa del circuito Trail de La Marina. Tocaba madrugón, como siempre que hay que acercarse desde Alicante a los pueblos que acogen las pruebas del circuito, y la prueba de 20km Tres Tossals no era una excepción. Por suerte, esta vez contaba con la compañía de Ale y Rafa y esto hacía mucho más agradables el viaje y la previa a la carrera.

Bien protegidos contra los apenas 10 grados de la mañana recogíamos rápidamente el dorsal gracias a la ubicación elegida para aparcar que nos indicó Rafa, al lado del colegio que sería salida y meta de la carrera,  y con tiempo de sobra todavía hasta que tocara echar a correr entrábamos a un bar a entrar en calor café en mano. Prueba muy corredera, nos comentaba Rafa, conocedor del terreno por su paso por allí hacía algunos años en una versión algo más corta que la actual. Terreno no muy técnico, según decía, y posibilidad de bajar holgadamente de las tres horas por poco que se dieran bien los 20km de la carrera. Previsiones tal vez demasiado optimistas para mí, viniendo de Rafa, en un estado de forma envidiable, igual que Ale, que incluso poco rodado y recuperándose de su parón deportivo corre a un nivel inalcanzable para mí.



Salíamos al mismo tiempo los corredores de la prueba de 10'5km y los de 20km, cuesta abajo. No solemos ser muchos participantes en el circuito, así que muchas caras ya me resultaban conocidas, especialmente las de quienes van a ritmos cercanos a los míos. Localicé en el pelotón a un par de corredoras que suelen ser referencias habituales para mí, una por estar siempre unos 2-5' por delante y, la otra, la bella pegolina a la que suelo adelantar durante dos o tres cuartos de carrera por pocos metros y que me suele ganar al descenso en los tramos finales. Arranqué con ritmo ligero, seguido de Rafa y Ale, buscando adelantar al menos a la chica del club de Pego. Cruzamos el puente sobre un sequísimo río Gorgos, giramos a la derecha y cogimos durante km y medio un camino en su mayoría con tendencia descendente bordeando el cauce del rio primero y cruzándolo de nuevo después para ir ya en dirección a la montaña.

Parecía que Ale y Rafa se quedaban a mi paso, y cuando empezamos a subir "de verdad" noté lo que ya había visto en los entrenamientos con ellos. Estaban muy fuertes y tratar de seguir su ritmo de subida, aunque no fuera muy pronunciada todavía, era garantía de reventón a media carrera.

Powered by Wikiloc

Cuando les cedí paso los vi alejarse rápidamente y me alegré de haber decidido hacer mi carrera sin seguir su ritmo que era suicida para mí. No me encontraba, por otra parte, especialmente fuerte, en la que suele ser mi mejor faceta de corredor de montaña, el ascenso, así que tocaba ir con calma y esperar que las sensaciones mejoraran según fuera calentando y dando rodaje a las patas.

Allá por el km 2.5 el camino se estrechaba, la pendiente se endurecía considerablemente y se iniciaba la primera gran subida de la carrera. Apenas 1.5km con dos descansos breves, subiendo más de 200m y con algún tramo de pendiente que pasaba holgadamente el 20%. Veía cada vez más lejos y más arriba a Ale y Rafa, calculando que a aquel paso, si me sacaban ya tantos metros de subida, bajando o llaneando todavía aumentarían más la distancia respecto a mi posición y con una subida dura todavía por delante y dos tramos de bajada largos y corribles, raro sería que no acabaran al menos 15' por delante de mí (no me equivoqué por mucho, al final)



Terminado el primer tramo de ascenso duro, entre el km 4 y el 5.5 tocaba girar hacia el oeste, por pista cómoda, disfrutando de las espectaculares vistas a nuestra derecha, con el Montgó de fondo todavía con nubes pegadas a su cima. Las piernas protestaban por el esfuerzo de la primera subida y no me movía con comodidad. En llano, me tocaba ceder puestos a corredores más rápidos con frecuencia. ¿Serían los participantes de la prueba Sprint?¿serían los de mi prueba, que me ponían en mi sitio por haber subido al principio demasiado rápido cuando iba todavía con Rafa y Ale? No le di demasiadas vueltas al asunto, pues rápidamente llegábamos al último repecho de la larga subida inicial, el que nos llevaría al punto más alto del circuito, Cim de Serrellars, y confiaba en subir bien y ganar algún puesto.

Una vez allí, después de unos segundos de disfrute visual con las vistas despejadas de toda la comarca desde más de 400m de altura, tocaba iniciar un descenso de 2km en dirección Gata de Gorgos. ¿No habíamos hablado sobre lo corredero que era el circuito?, me dije, viendo que el inicio de la bajada era más técnico de lo esperado. Tocaba perder, una vez más, puestos en tramos de bajada contra corredores que había superado con facilidad subiendo. La historia de mi vida trailera hasta el momento.



El terreno se volvía más corrible según perdíamos altura y pude empezar a dar zancadas con comodidad. Las buenas sensaciones aparecieron y cuando sobre el km 8 nos separamos de la carrera corta, que giraba a la derecha para seguir bajando hasta Gata, nuestra prueba giró a la izquierda para volver a subir durante 2km y medio, primero sin mucha dificultad hacia la fuente de La Mata y, después, en el tramo con más pendiente de la carrera, hasta la zona del cim de Serrellars otra vez, de nuevo en el punto más alto de la carrera, a unos 200-300m al oeste del final del ascenso que nos había llevado antes hasta el km 6.

En este tramo de carrera me sentí fuerte subiendo, como esperaba haberlo estado al empezar a correr, y el tiempo pasó volando. Iba casi sin compañía, lo que me hacía dudar de lo bien o mal que lo estaba haciendo esa mañana, pensando que tal vez, sin saberlo, había caído a las últimas posiciones. Bajamos durante unos 500m para afrontar después la última subida previa a un largo de descenso de 4km que llegaría después. Alcancé a una chica de Pego que, de espaldas, a lo lejos, me pareció que era mi referencia de siempre en la montaña (me equivoqué), pero poco después de superarla llegábamos de nuevo al final de la subida, en el Tossal del Moro e iniciamos el descenso, más técnico de lo esperado, otra vez, en su parte inicial. Comenté con la corredora mi torpeza bajando y en unos pocos metros estuvimos decidiéndonos a ver quién era peor de los dos y quién debía bajar delante del otro. Tomé la delantera, a pocos metros, comentando con la chica lo mal que se nos daba bajar y comparando aquello con la anterior prueba del circuito, Jalón, infinitamente más complicada. 




Cuando el terreno se volvió más favorable para carrera rápida y cómoda gané metros respecto a mi acompañante y me quedé solo. Corrí bastante rápido, notando que podía remontar algún puesto si llegaba con fuerzas al último repecho que tendríamos que subir todavía, recordando el track que había revisado antes de salir de casa, una pequeña subida de 1km desde el km 16 al 17, de unos 100m de altura.

Perdí algún puesto en el último avituallamiento, el segundo de los dos que había, pero me recuperé rápidamente. Cerca de la autovía cruzamos el cauce del Gorgos y lo bordeamos hasta el inicio de la subida que recordaba, cruzándolo de nuevo y empezando a subir. Conseguí alcanzar a dos o tres participantes y me sentí fuerte, trotando incluso cuesta arriba, dejándolos bastante atrás.

El final de la pequeña subida nos dejaba bajando otra vez hacia una curva del cauce del río, donde todavía habría que superar un pequeño repecho por una pista amplia que subiría hasta el paseo de Coves Roges y ya nos pondría a bordear el cauce en dirección a la meta.




Gané algún puesto en esa última subida, notándome fuerte, y viendo de reojo a una corredora que me pisaba los talones. La suave bajada hacia el parque del Raval me permitió acelerar un poco, intentando ganar metros respecto a mi principal perseguidora, pero cuando me tomaba un respiro y aflojaba, escuchaba sus zancadas cada vez más cerca. En mis habituales piques estúpidos de fin de carrera, ¿era yo esa mañana el perseguido en lugar del perseguidor? 

Sabiendo que el final de la prueba sería cuesta arriba, me tomé un ligero descanso al pasar por el Ayuntamiento y volví a sentir que la chica que me perseguía estaba cada vez más cerca. Había recogido el guante y peleaba una posición arriba o abajo igual que yo así que, en el último giro a la derecha, ya subiendo hacia el colegio y la meta, cuando en otra ocasión tal vez me habría limitado a subir al trote y cerrar la carrera con calma, esa vez tocaba apretar los dientes sumido en aquel pique estúpido habitual de mis finales de competición y tratar de no ser superado.

Aceleré lo que pude y crucé la meta en 2:44:19, solo 4s antes que mi perseguidora, 92 de 164 en la general (se escaba por no mucho entrar en el primer 50% de la tabla), 33 de 55 en mi categoría, 80 de 127 hombres. Clasificación nada espectacular, pero que di por buena. 20km , 900md+... Era tiempo de sub.3h en medio maratón, con holgura, así que me valía.


Recuperé líquido en el avituallamiento, cogí la bolsa del corredor, 2 bebidas y bocadillo y me reuní con Rafa y Ale, que habían acabado mucho tiempo antes que yo (entre 15 y 20'), demostrando el excelente estado de forma que atraviesan y convirtiendo en acertadísima mi decisión de no intentar seguirles al empezar a correr esa mañana. Repusimos fuerzas rápidamente, comentando la carrera, coincidiendo en lo bien montada que estaba y que era prueba para repetir, y a casa, pensando ya en las siguientes citas deportivas.


La próxima parada del circuito me llevará el próximo domingo a Calpe, a Oltà, al mismo sitio donde allá por el 2020 retomaba las carreras de montaña. La cumbre y el primer tramo de su descenso los recuerdo complicados, demasiado técnicos para mi torpeza montañera, así que me centraré en correr con seguridad, olvidándome de tiempos y clasificaciones, y disfrutando de las vistas desde lo alto de la sierra. Sumar km y experiencia y acumular entrenamiento para el resto del circuito de La Marina, con la vista puesta en retos de mayor envergadura en mayo, agosto o septiembre.

Como siempre, os cuento cómo va todo en la próxima entrada del blog.

Cuidaos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MEDIO MARATÓN SANTA POLA 2020

SUBIDA PICO VELETA 2021

XXII TRAVESÍA A NADO TABARCA-SANTA POLA