5K PLAYA DE SAN JUAN CARNAVAL ALICANTE

Cuando en enero, sin esperarlo y sin haberlo entrenado, me salió un buen 5000 en la Carrera de Reyes de S. Fulgencio me animé a repetir más cinco miles. Quién sabe, pensé. Tal vez ahora que no entrenas tanta carrera dejando más tiempo a la natación 5km es una buena distancia y puedes ir rápido todavía, me decía.
No fue bien la cosa en San Vicente, en mi siguiente prueba de 5000m, y tampoco ha habido fortuna este fin de semana, en la primera edición de los 5K Playa de S. Juan Carnaval de Alicante.



El circuito de esta carrera no era especialmente atractivo para mí. La recta en la que correríamos es parte de mi recorrido habitual de entrenamiento, pegado a la playa de San Juan a la altura del restaurante Niza, por el paseo marítimo. A su favor tenía, y por eso lo elegí, el desnivel. En una carrera tan llana debía ser fácil intentar buscar el tiempo que se me escapó en San Vicente la semana pasada. ¿Podría por fin acercarme a los 21 minutos o bajarlos? ¿Correr a 4:15/km como muy lento 5km?
Me había preparado bien durante la semana. Sin natación para no cansarme demasiado, un par de entrenamientos de calidad (hacía meses que no corría Fartlek) ... La cosa se complicó el sábado, por desgracia, con parte de un trabajo en la oficina que supuso mucho desgaste físico.

Llegué al domingo notándome cansado, pero animado. Iba a ser mi última carrera "en serio" hasta después de mayo, y quería darlo todo. Llegué muy pronto, con tiempo para aparcar casi pegado a la salida/meta. Recogí un dorsal escrito con rotulador (eso sí, era de élite, el nº2 ¿en qué pensaban para darme ese dorsal a mí?) y una camiseta sin mención a la prueba, algo lógico pues si no me equivoco es la misma que dieron en un medio maratón de Alicante hará 7-8 años, con publicidad de Sport Zone (desaparecido hace mucho tiempo de la ciudad)



Viendo el listado de corredores descubrí que la participación era escasa. No parecíamos ser más de 100 corredores, unos 10 en mi categoría. Algo tal vez previsible, ya que la competencia era dura ese fin de semana, con la media de Benidorm la tarde anterior y Perleta esa misma mañana en Elche.

Revisé el circuito calentando, viendo el tramo de carrera entre la salida y el extremo más cercano a Campello, y pude saludar al gran marchador Pacorro y a Virginia, que pelearía seguro por el podio femenino. Había amanecido un día espectacular. Despejado, soleado... casi me arrepentí de no haber echado a la mochila camiseta de tirantes en lugar de manga corta, pues seguro que en el calor de la carrera el sol picaría más de lo que habría esperado cuando me preparé a primera hora de la mañana.





Arrancábamos puntuales en dirección a Campello, con la playa a mi derecha y la zona de aparcamiento y carril bici a mi izquierda. Corría en casa, como en cualquier entrenamiento de los que he hecho en los últimos 9 años, desde que vivo cerca de esa zona, y estaba motivado.

Miré el reloj frecuentemente los primeros metros, tratando de no correr demasiado rápido. Regulé bien y el primer 1000 pasó en 4.10, algo con lo que contaba y que entraba en mis planes.
Lo que no tenía previsto era sentirme tan cansado a partir de ese momento. El trabajo del día anterior, la falta de entrenamientos de calidad, tal vez la edad, el fin de "vivir de rentas" y no dar continuidad a los entrenamientos de carrera, aunque sí esté nadando... No sabría decir cuál de todos estos motivos (o todos a la vez) era la causa, pero desde el km 2, ya de vuelta, pasando por la contrameta en dirección al Cabo de la Huerta, aunque bajé el ritmo a 4:20 me sentí incapaz de mantener o subir la velocidad.



El tramo que iba desde la meta hacia el extremo más cercano a Alicante era algo más largo que el que habíamos corrido ida vuelta desde la salida hacia Campello. Antes de empezar a recorrerlo,  mentalmente me vine abajo y sentí que iba a ser larguísimo.
Intentaba entretenerme mirando a los pocos corredores que me cruzaba en sentido contrario (afortunados, camino ya del final de la carrera), viendo los disfraces de muchos de ellos, pero no había manera de rehacerme un poco.
El ritmo bajó más allá de los 4:30/km en el camino de ida y empeoró llegando a 4:40 cerca del 4000. Ya no lo estaba disfrutando. Estaba harto del maldito paseo marítimo, de correrlo tantas veces. La cabeza pedía retirada.



Powered by Wikiloc

Cuando el reloj marcó el cuarto km y vi a lo lejos la meta y el final de la agonía me dije que, a pesar de todo, había que vaciarse, dejarse la piel, aunque el resultado fuera a ser peor de lo planeado. Aceleré y conseguí un ritmo de 4:20/km aproximadamente pero el arco de meta apareció muy pronto. ¿20:36? ¿20:31 en mi Garmin? Tal como pude comprobar después hablando con otros corredores, el circuito medía 4.6km (¿tan difícil es, y más en una maldita línea recta despejada, sin edificios cerca, medir 5km y no tener un error de 400m sobre la distancia anunciada?)
Acaba en la posición 43 de 110 de la clasificación general, 5º de 9 corredores de mi categoría (los tres primeros veteranos B eran inalcanzables)



Esperaba mucho más de la carrera, pero no pudo ser. Me lo tomé como entrenamiento de calidad, como hice en San Vicente. Ya que no corro series ni aprieto tanto como antes entrenando, no venía mal una prueba tan explosiva que quién sabe si volverá a organizarse.

Ahora toca despedirse de las carreras hasta que pase la travesía de Santa Faz. 9000m a nado. Solo leerlo me da escalofríos. 8 semanas por delante para entrenarla y poder cubrir la distancia. No aspiro a otra cosa ni pienso en tiempos, aunque no sea competitiva.



La carrera, como complemento, pero en plano totalmente secundario. Estoy inscrito a la Pujada a la Font Roja, a mitad de mes, pero me la voy a tomar como un entrenamiento de cuestas, sin mirar el reloj. El entrenamiento de natación manda desde hoy hasta el 5 de mayo.



Os cuento cómo va todo en la próxima entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Saludos.

Comentarios

  1. Pues eso, se intentó y no pudo ser. Sabes que el reto de este año es acuático, lo demás eran añadidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro. No es mi objetivo. Cualquier resultado es bueno, en realidad. Ahora, Santa Faz, por el camino a disfrutar en lo posible Font Roja y travesía de Benidorm (Oceanman) y luego Valencia nocturna. Es un planazo joer jajaja

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

8K ORIHUELA 2019

CARRERA DE NOCHEBUENA LAS 3 VUELTAS DEL PAVO 2018 - LOS TORRAOS (CEUTÍ, MURCIA)

II CARRERA SOLIDARIA ELIMINANDO BARRERAS ALICANTE