CARRERA DE REYES SAN FULGENCIO 2019


Me habían hablado muy bien de la que ha sido mi primera competición del 2019, los 5km de la carrera de Reyes de San Fulgencio. Mi amigo Ramón ya me la recomendaba el año pasado y en diciembre insistía en que participara corriéndola a tope y Dimas, hace dos años, también comentaba lo buena que era esta prueba de la Vega Baja.
Yo no terminaba de tenerlo claro, según se acercaba el día de la carrera. Sin estar entrenando para nada en concreto, corriendo sin mucho orden, sin programación, con 1.9kg de más en el cuerpo después de las fiestas... ¿qué hacía yo corriendo un 5000, una prueba que debería ser para gente rápida "de verdad"?
Olvidaba que enero, desde hace tiempo, suele ser un mes de buenas marcas en mi calendario (mmp de Rotary-Elche, mmp 10k Valencia,  etc.) pero este año no estaba demasiado motivado.

El clima del día de Reyes, para hacerlo un poco más difícil, no invitaba a quedarse en pantalón corto y correr. Aunque despejada, la mañana helada que me recibía en San Fulgencio hacía que fueran necesarios guantes y braga al cuello durante el calentamiento y que hubiera pocas ganas de deporte, después de recoger sin problema el dorsal y la camiseta de la prueba y saludar a Erica y Alberto

.




Cuando sonó el petardazo de salida en la plaza seguía sin verlo claro. Tenía el Garmin en el taller y había pensado registrar la carrera con el móvil usando la aplicación de Strava, pero había decidido deshabilitar cualquier notificación que me indicara mi ritmo de carrera. Sin reloj, sin datos, con mis habituales salidas a todo trapo que después condicionan para mal el resto de las carreras... Aquello prometía ser agónico.

Salida

En el último segundo antes del inicio decidí que no iba a reservar nada desde el comienzo. En una carrera tan ¿corta? no iba a esperarme a la segunda de las dos vueltas iguales del circuito para apretar.
Salí muy rápido. Demasiado. No necesitaba un GPS para saberlo ni puntos kilométricos visibles (que no los había en todo el circuito) para ver que la prueba podía hacerse muy larga como no corrigiera el ritmo rápidamente. Inconsciente de mí, sin embargo, me pegué los primeros metros a un chaval (categoría promesa, pude ver después), y fui a su lado demasiado tiempo, picándole a veces, tirando yo de él. Llegando a la zona más solitaria del circuito, allá por el km 1.5 o 2, me dije que si seguía así no duraría ni 3000m y aflojé un poco la marcha.



Llegábamos a la plaza de nuevo y la dejábamos rápidamente a nuestra derecha para callejear un poco y coger, con unos 2000m ya en las piernas, la recta que nos llevaría al primer paso por meta. Sabía que iba por encima de la velocidad que debía llevar, pero... ¿por cuánto exactamente?
Ahí estaba el reloj para darme los primeros datos de la carrera y confirmar que iba demasiado rápido. 10 minutos cuando pisé el control de chips. Un tiempo final de 20' suponiendo que el recorrido estuviera bien medido y que pudiera mantener aquella velocidad otra vuelta más. Menuda segunda parte me esperaba, pensé.

Powered by Wikiloc

Intenté, de todos modos, seguir la estela de un par de corredores que me habían acompañado en los últimos metros y no frenarme. No pasaba nada si tocaba agonizar un poco. Eran solo 2.5 km más, me repetía.
Sentí que corría más o menos igual de rápido hasta que llegué de nuevo al tramo más separado del centro de la localidad vegabajense, cerca del teatro. Ahí sentí que el corazón iba a reventar y aflojé un poco la marcha. No podría hacer, como esperaba, una segunda parte igual a la primera, pero seguro que iba a hacer un tiempo muy bueno, tal vez mi mejor registro en carreras de 5km.






Dejando atrás por última vez el giro cercano a la plaza me puse como objetivo alcanzar a una corredora del Bikila que tenía a la vista hacía 1000m aproximadamente. Lo que fuera, para motivarme a por un último esfuerzo.
Las piernas respondieron, la adelanté, y cuando encaré la recta final pude correr rápido de nuevo, aunque sentía que las pulsaciones alcanzaban valores de récord letal.

El arco de meta estaba a la vista, pero el reloj quedaba oculto entre el público de los laterales de la calle. Me pareció que solo sería visible a un par de metros de la línea de llegada así que no quise pensar demasiado en la marca final y eché el resto esperando ver el crono.
Tenía la sensación de que mi segunda vuelta era mucho más lenta que la primera y traté de recuperar algunos segundos en ese sprint final, animado por el público y escuchando al speaker de la carrera.




mis caras en la meta... (facepalm)


La sorpresa cuando vi el reloj marcando 20:20 al llegar fue mayúscula. El tiempo real, visto después en la clasificación, de récord personal en esa distancia: 20:08. Posición 91 de 277 corredores, 20 de 53 en mi categoría, 83 entre 191 hombres. Sin esperarlo y sin buscarlo, hacía MMP en 5000.

Tuve que mirar varias veces los datos que había grabado Strava en el teléfono para comprobar que el circuito era de 5km. Comprobé que midió unos 4800m, pero no fue nada preciso, con recortes como estos:



Quién sabe. Serían 5km reales, los de aquella grandísima carrera tan bien montada que espero repetir. Tal vez soy capaz realmente de correr a 4' "pelao" el km durante 5000m y solo necesitaba no mirar un reloj para que nada me hiciera pensar que no es así. Todavía hoy no termino de creérmelo y seguro que buscaré otra carrera de 5km pronto para ver si lo del pasado domingo fue real. ¡¡Que me quedé a segundos de sub.20'!! Cómo maldije en el magnífico avituallamiento de la carrera mi poca capacidad de sufrimiento en el km 3.5 cuando aflojé un poco la marcha en vez de echarle valor y darlo todo desde ese punto del recorrido. Quién sabe qué habría pasado.









Sigo pensando que el sub.20 es imposible y que lo del domingo no se va a volver a repetir, pero creo que el mes que viene probaré de nuevo la distancia si doy con un circuito bueno.
Por ahora, feliz con los resultados y las sensaciones de esta temporada sin plannings, sintiéndome fuerte en el agua y con ganas de preparar los 9km de la Travesía de Santa Faz para mayo después de un par de entrenamientos en piscina muy buenos, esperando conseguir inscripción para el Cross Giménez Ganga de Sax del día 26 y con la moral por las nubes.
Que dure.

Os cuento cómo va todo en la próxima entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Saludos.

Comentarios

  1. Maquinaaaa, te lo dije, es tu año! Sigue buscando 5000 y lo conseguirás, pero busca el frío, es nuestro elemento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gal :) Es verdad que con el frío suelen salir mejor las cosas. Como digo en la crónica, enero suele ser un mes bueno, y recuerdo que mi récord de 10000 fue a 5 graditos de nada xD. A ver si a mitad de marzo como máximo he encontrado un 5000 llanito para probar de nuevo. Por ahora, a seguir disfrutándolo. Quién me lo iba a decir, con lo pesimista que era en agosto cuando decidí mandar a la porra las distancias largas y los plannings jajaj. Nos vemos para Orihuela :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

10K VILLA DE ROJALES

8K ORIHUELA 2019

CARRERA DE NOCHEBUENA LAS 3 VUELTAS DEL PAVO 2018 - LOS TORRAOS (CEUTÍ, MURCIA)