CROSS NOCTURNO GIMÉNEZ GANGA VILLA DE SAX 2019


La carrera del pasado fin de semana fue fija en mi calendario desde su primera edición en el 2010 hasta el 2015 (ya conté algo en el 2012, 2014 y 2015 ), cuando la fiebre maratoniana hizo que todos los entrenamientos de los siguientes años no permitieran encajar de nuevo el Cross Nocturno Giménez Ganga de Sax en el calendario. Este año, por fin, sin plannings de ningún tipo y muchísimos menos km en las piernas, estando más centrado en la natación, podía volver de nuevo, cuatro años después, a las calles sajeñas y disfrutar otra vez de todo lo bueno que ofrece la prueba. Una carrera totalmente gratuita, financiada desde la primera edición por la empresa que da nombre a la prueba, que para recoger el dorsal solo pide a cambio comida para Cruz Roja, ambientazo en las calles, circuito durillo pero muy atractivo... Año tras año los 1500 dorsales disponibles vuelan en las primeras horas de inscripción, aunque después siempre fallan unos 200 participantes, dejando desde hace tiempo una media aproximada 1300 corredores fieles a este carrerón.
Otra de las características de esta carrera suele ser la baja temperatura, pero este año parecía que por fin correríamos a más de 10 grados, aunque empezáramos a las 19:00h, como en todas las ediciones anteriores.

Llegué con tiempo de sobra, recordando lo complicado que era aparcar si llegaba tarde, y me reuní con mi cuñado J.Luís en la zona de entrega de dorsales. Quedando todavía hora y media por delante hasta el inicio de la carrera, Sax ya estaba lleno de corredores y sus acompañantes. Esto, unido al ambientazo por las fiestas de moros y cristianos, con la iluminación típica funcionando en gran parte del recorrido, daba una vida increíble a las calles.

Prácticamente sin calentar y con una braga al cuello que sobró después de pocos metros corriendo, nos situamos en el pelotón de salida, no demasiado lejos de la primera línea y cerca de un grupo de Owl Runners en el que pude desvirtualizar después de mucho tiempo a Marilena y comentar brevemente la carrera con ella (un placer :) )



Había muchísimos corredores. No era difícil intuir que se superaba los 1200 participantes. Como en pasadas ediciones, aquello iba a ser un problema durante los dos primeros km. Daba igual lo bien situado que estaba, a unos 50m de la línea de salida. La cantidad de gente que iba a pasar por las primeras calles del recorrido era excesiva, por lo estrecho de algunos tramos del casco antiguo, un giro de casi 180º demasiado pronto y unas cuestas que nos frenarían todavía más.

Conociendo el recorrido, tocaba armarse de paciencia cuando sonó la traca que señalaba el inicio de la carrera y procurar no perder mucho tiempo en los primeros metros. Vi alejarse rápidamente a J.Luís, corredor muchísimo más rápido que yo, mientras me centraba en no tropezar y en encontrar algún hueco entre la multitud que me permitiera correr a un ritmo estable durante 100m por lo menos.
Fue imposible y, como imaginaba, en el primer km el ritmo fue muy lento. El Garmin marcó 5:30 en el primer 1000, mientras la carrera seguía sin ser fluida para mí y empezaba el callejeo cuesta arriba por el casco antiguo. Cuando por fin parecía que empezaba a correr con soltura, apareció para volver a frenarnos la calle Picayo, el tramo con más pendiente del recorrido, apenas 300m de longitud en los que ascendíamos unos 25-30m. El final de la subida permitía, al fin, correr cómodamente, iniciando una suave bajada en la que pude recuperar el aliento después de recibir los ánimos entre el público de @jmmanga (gracias compañero :) )

Hice caso al ritmo que marcaba el reloj, por última vez, en el km 2, viendo que el segundo mil pasaba en 5 minutos. Entre las rampas del circuito, los dos primeros km a esos ritmos y que no me había preparado en absoluto la carrera, con solo un par de entrenamientos corriendo durante la semana y natación la tarde anterior, estaba claro que tocaba olvidarse de marcas y hacerlo lo mejor posible tratando de disfrutar al máximo del recorrido.

Me sentí rápido en los tramos de bajada, a ritmos que después comprobé que se acercaban a los 4:20-4:30/km, y finalicé la primera de las dos vueltas del circuito bastante entero, pero cuando tocó callejear de nuevo por el casco antiguo, cuesta arriba, la pesadez del entrenamiento de natación del viernes y mi falta de fuerzas en las cuestas hicieron que el ritmo cayera en picado.


Powered by Wikiloc

Durante muchos metros había adelantado a un gran número de corredores, motivado por las buenas sensaciones iniciales y por los ánimos del público (de verdad, de diez lo de Sax. Música por todas partes, pisos bajos que ponían altavoces voluntariamente en sus ventanas para nosotros, ni una sola calle sin gente disfrutando de SU carrera... ojalá Alicante hiciera la mitad que ellos) pero cuando tocó correr cuesta arriba de nuevo fui yo el adelantado. Me pasaban muchísimos corredores a toda velocidad mientras yo, otra vez en la calle Picayo, intentaba que mi ritmo corriendo fuera más rápido que caminar deprisa.

Alcanzada otra vez la parte más alta del recorrido ya sabía lo que tenía por delante y, aunque justo de fuerzas, me sentí capaz de volver a acelerar cuesta abajo. Estaba cansado, pero sentía que casi llegaba otra vez al ritmo de la primera vuelta y rápidamente me olvidé del sufrimiento del ascenso por el casco antiguo. La música en las calles y los gritos del público seguían al mismo nivel que la primera parte y no fue difícil llegar casi sin darme cuenta a la recta final. El ambientazo de la meta y el speaker hacían que los últimos metros fueran todo un espectáculo. Aceleré, sin saber el tiempo que podría hacer, y paré finalmente el reloj oficial en 37:43, 37:22 real, para un circuito de casi 8km, diría que casi clavando mi marca de la última edición que corrí, en el 2015.



Por un momento pensé que había sido una carrera algo floja. Un ritmo de apenas 4:40/km en 8000m tal vez era un poco lento. Esperaba poder correr más rápido. La clasificación reflejaba, sin embargo, algo muy distinto. Posición 334 entre 1332 corredores en la general, 147 de 400 en mi categoría y 319 de 1012 hombres. Parece que fue una buena carrera, después de todo.



En el magnífico avituallamiento final me reuní con mi cuñado, que había hecho un tiempazo muy superior al mío y recogí comida, bebida, y una bolsa del corredor, aparte del frontal que dieron al recoger el dorsal, que ya querrían muchas carreras en las que hay que pagar inscripción (recordad: esta carrera es GRATUITA)






Lo que terminaría de hacer más grande todavía a esta carrera tal vez sería un inicio un poco más largo, algo que permitiera llegar al casco antiguo con la carrera más estirada. Si esto hiciera que el circuito midiera 10km, bienvenidos serían, en mi opinión. Excepto por esta pequeña posible mejora, la carrera es de 10 en todos los sentidos, de 20 en lo que se refiere a voluntarios y público. Obligatoria. Ojalá la cuiden y pueda seguir así, gratuita y tan buena, durante muchos años, aunque después de varias ediciones ofreciendo 1500 dorsales (este año unos 1600) y viendo entrar en meta solo a 1300, porque 200 o 300 personas deciden no ir después de inscribirse, la inscripción gratuita acabe desapareciendo. Tal vez una aportación simbólica de 1 o 2€, destinados a algún fin solidario, acabaría con este problema.

Alberto "El Sombrilla" no dudó en parar su carrera para saludarme
y echar una foto mientras buscaba mi coche de regreso a casa





La siguiente parada es en los 8km de Orihuela, en la prueba que se organiza a la vez que el medio maratón el próximo día 10. No me veo con fuerzas ni ganas de entrenar 21km, y menos ahora que estoy metido de lleno en la preparación del reto deportivo del año, la Travesía de Santa Faz, así que toca volver a Orihuela un año más, pero esta vez a la carrera corta. No me siento especialmente veloz más allá de los 5000m (y ni eso...) así que solo espero pasármelo bien y disfrutar de un recorrido que ya conozco y que sé que no defrauda. Además, vuelvo a los viajes vegabajenses con mi amigo Ramón y sé que voy a ver muchas caras conocidas en Orihuela el día de la carrera. Va a ser un buen día, seguro.
Os lo cuento en la próxima entrada del blog.

Gracias por estar ahí.
Saludos.

Comentarios

  1. Jope, pedazo de crónica Esta si coincide la correremos algún año , tiene pinta brutal.
    Y por supuesto mil ganas de Vega Baja y Jordi jajajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

8K ORIHUELA 2019

CARRERA DE NOCHEBUENA LAS 3 VUELTAS DEL PAVO 2018 - LOS TORRAOS (CEUTÍ, MURCIA)

II CARRERA SOLIDARIA ELIMINANDO BARRERAS ALICANTE